Diálogo entre personas de diferentes convicciones

Acerca de: Mantener ilusiones y esperanzas (II)

En la columna anterior, que recomendamos leer, describíamos el escenario donde se desarrolla la película La rueda de la maravilla de Woody Allen, que nos permite estas columnas acerca de las ilusiones y esperanzas de la protagonista. Sigue Lidia con sus comentarios: “Por un breve período, Ginny se siente la princesa cautiva rescatada por el

Por: Grupo Gaspar
004-DTSU3UGVoAA5B7a

En la columna anterior, que recomendamos leer, describíamos el escenario donde se desarrolla la película La rueda de la maravilla de Woody Allen, que nos permite estas columnas acerca de las ilusiones y esperanzas de la protagonista.
Sigue Lidia con sus comentarios: “Por un breve período, Ginny se siente la princesa cautiva rescatada por el joven guardavidas, Mickey, que representa la aventura, la salida al ancho mundo que comienza más allá de los límites del parque -prisión que en parte se ha resignado a aceptar como castigo por sus pasados errores-. Mickey la introduce en espacios que no son más que meras imitaciones de los verdaderos, como el parque japonés, o Greenwich Village, reducto de los intelectuales. Pero en esa comedia de la vida ella se siente de nuevo joven y protagonista. Sin plantearse dilemas éticos, se entrega de lleno a esta relación amorosa que es tal vez su última esperanza, con la cual se reitera su infidelidad del pasado. Allen utiliza como banda sonora de sus furtivos encuentros amorosos una milonga porteña, a la que se le ha cambiado levemente el ritmo para dar a la situación que viven los personajes su cuota de “romanticismo” y exotismo, que hace olvidar que sólo es una aventura de verano, promovida por un joven don Juan con ambiciones intelectuales en busca de sensaciones nuevas. Cuando por su cumpleaños le regala a Ginny las obras de O’Neill, dice una frase cuyo contenido es emblemático: que la tragedia de la vida es tener que mentir para vivir. Él y Ginny lo hacen, y esto lleva al surgimiento de un triángulo amoroso que enfrenta a la mujer madura a un dilema moral: salvar la vida de la joven hijastra, hermosa y atractiva para Mickey o entregarla a su destino (crónica de una muerte anunciada).
En medio de un ambiente festivo, estos personajes viven una historia de conflictos, violencia, desamor, incomunicación y soledad. La frase final de Humpty, quien invita a Ginny a una excursión de pesca cierra el círculo de una situación sin salida en la que los personajes permanecerán atrapados en la mediocridad de una vida gris (por contraste con el colorido entorno en que viven) sin posibilidades de redención o evasión.

grupogaspar@gmail.com

*Valoración: Cinedebate (3,71)

(Cinedebate del 17/03/18)
Próxima columna: “Procurarse un lugar”.