Cogobernanza

Política para todos

El próximo mes de octubre, con sede en Brasil, tendrá lugar la segunda edición de un congreso internacional on line donde servidores públicos y ciudadanos debatirán e intercambiarán experiencias sobre cómo crear redes entre personas e instituciones para gobernar mejor las ciudades

022-e-001

Vale para todos los políticos, desde el intendente hasta el asesor del concejal de la oposición. Vale para los que no son políticos en el sentido estricto de la palabra, pero trabajan con ellos o en instituciones públicas como profesores, enfermeros o ingenieros. Vale incluso para las personas a las que no les gusta meterse en política, pero quisieran que su ciudad fuera un lugar mejor. En fin, todos los ciudadanos están invitados para el II Congreso Internacional de Cogobernanza, que tendrá lugar en octubre de este año (ver detalles en recuadro).
La propuesta del evento es reunir estudiosos, movilizadores e interesados para debatir y presentar buenas prácticas sobre el tema. En otras palabras, conversar sobre cómo podemos “cogobernar” nuestras ciudades, partiendo del principio de que, hoy en día, las autoridades precisan contar con ciudadanos e instituciones articulados, que busquen una visión compartida y actúen en corresponsabilidad. “Esta va a ser la oportunidad de trabajar juntos, de establecer relaciones que construirán redes en las ciudades”, afirma Juliana César, una de las integrantes del equipo organizador del evento.
“El programa del congreso incluye todas las dimensiones de la vida de la ciudad, desde el político electo hasta el ciudadano que vive en la periferia más alejada”, informa el periodista e investigador José Antonio Faro, responsable de la comisión a cargo de la programación. Faro añade que, “aunque la propuesta tiene una mirada universal, el foco es comenzar por las ciudades, que es el espacio donde nosotros estamos”.
La agenda del congreso prevé en cada uno de los tres primeros días (el último será dedicado a las conclusiones) un panel sobre un tema general como el propio lema del congreso, la relación entre cogobernanza y fraternidad en la política, la presentación de buenas prácticas y talleres (diez en total). Cada taller se enfocará en un aspecto de la acción pública. De manera que habrá, por ejemplo, talleres sobre acceso a la educación, salud integral y ciudades inclusivas. O sea, los debates no quedarán restringidos a cuestionamientos político-administrativos.
Como la sede será Brasil, el evento destacará los problemas y soluciones de las ciudades de América Latina. Por eso, además de los brasileños, hay argentinos, colombianos y mexicanos (entre otras nacionalidades) en los equipos de preparación del congreso. “Tenemos cerca de cincuenta personas trabajando directamente para el evento”, calcula uno de los líderes del equipo de coordinación, Flavio Dal Pozzo, presidente del Movimiento Político por la Unidad en Brasil (MPPU, brazo de los Focolares dedicado a acompañar la política), una de las entidades promotoras del evento.
Así como sucede con las nacionalidades, hay personas de varias edades y sectores del Movimiento de los Focolares trabajando en la preparación del congreso. “Queremos que el Congreso sea un ambiente de confianza entre los participantes, abierto para el diálogo”, afirma una de las gestoras del encuentro, Sarah Gomes de Sousa, asesora de la dirección de la Asociación Nacional por una Economía de Comunión (Anpecom, brazo de los Focolares dedicado a la economía). “Y que sea una oportunidad para que cada uno de nosotros se sienta más corresponsable por la cosa pública y por las políticas públicas”, completa Dal Pozzo.